Las confesiones de Tábata Gálvez sobre su vida y el consumo de drogas

La multifacética Tábata Gálvez abrió su corazón frente a Silvata Torres en “El veneno de la verdad” y recordó parte de su pasado. Desde su infancia, sus inicios en la televisión, sus amores de juventud y sus problemas con las drogas fueron los temas de los que habló con su verdad.

En el segmento que forma parte del programa “De Boca en Boca” en TC Televisión Tábata Patricia Gálvez Ortiz, de 53 años, agradeció que hoy en día existan las redes sociales para que los actores de su época puedan mantenerse en vigencia.

Gracias a Dios existen las redes sociales, creo que si no existieran las redes sociales los actores de vanguardia estuviéramos un poco olvidados pero esas redes me han ayudado mucho. Y uno siempre da de qué hablar“, fue lo primero que reconoció.

La presentadora del programa digital “Agárrate” de Tele Premier admite que hoy en día los productores buscan gente joven porque “la trayectoria cuesta”. “Los años de experiencia no se pueden superar”, dijo.

Tábata Gálvez, su infancia y los inicios en la televisión

Tábata Gálvez recuerda su infancia desde los cuatro a los siete años como una época “muy bonita” en un hogar consolidado, hasta que su papá se apartó del hogar para formar otra familia.

“Mi mamá era una mujer muy joven con cinco niños. Mi mamá y mi abuela nos enseñaron a que la vida se tiene que vivir como nos llega. No nos llegó tan fácil y empezamos a hacer de nuestra vida un juego para que no sea tan dolorosa”, contó.

Luego vinieron a su mente las anécdotas de cuando vendía periódicos con uno de sus hermanos. “Terminamos vendiendo cien periódicos diarios. No nos dábamos cuenta que estábamos viviendo cosas realmente duras que no todas las personas lo hacían“.

Para Tábata vivir en un hogar disfuncional la ayudó a ser más fuerte, a pesar de no tener la figura paterna a su lado que la acompañara a una graduación a un juramento a la Bandera o no poder compartir un Día del Padre.

Él se ausentó. Ojo, no le guardo resentimiento alguno, no tengo ningún tipo de resentimiento con él, es más lo extraño y lo amo. Quisiera que Dios me conceda la dicha de poder volverlo a ver ahora. Él me enseñó a pararme en un escenario, me enseñó a ser una mujer frontal, él me enseñó a sonreír mientras era una mujer destruida y le diría que lo extraño y lo amo con toda mi alma“.

Luego vinieron los inicios en la televisión, algo que para ella comenzó como un juego pero que al final la llevó por el camino que más le gusta.

Reconoció que sus inicios en la pantalla fueron difíciles porque para ese entonces no habían filtros. Fue así como recordó que un productor de TC Televisión le dijo en su cara que no servía para esto.

Los amores de Tábata en su juventud

Silvana Torres la enfrentó al preguntarle si había sido novia de Oswaldo Segura y Martín Calle a lo que ella respondió afirmativamente.

Contó que tenía 15 años cuando estuvo con Oswaldo. Uno de esos amores que duró pocos meses pero que ella cree fue verdadero.

“Tenía 15 años. No creo que haya sido intenso, más bien creo que fue verdadero, fue tan puro que con Oswaldo ni siquiera sexo hubo”. dijo al respecto.

Por otra parte, la relación con Martín Calle se dio cuando ella ya tenía 18 o 19 años. De esta relación dijo que fue una linda experiencia, aunque admite que no estaba enamorada.

¿Por que Tábata Gálvez le pide perdón a su mamá?

El lado más oscuro en la vida de Tábata Gálvez fue cuando comenzó a consumir drogas. Recuerda que tenía 21 años la primera vez que probó alguna de esas sustancias.

La actriz y presentadora reconoce que no puede echarle la culpa a nadie por ese caminó que ella tomó. Por eso aprovechó para pedirle perdón a su madre Alina Ortiz, de quien dijo le hizo mucho daño.

“Perdoname mami, no quise hacerlo, creo que por hoy no lo voy a volver a hacer. Tuve problemas con las drogas, eso le causó muchísimo daño a mi mamá, y no solo a ella, creo que destruí a toda la familia, a mis hermanos, a mi papá, a mis hijas, a mis amigos, a mi entorno, a mi sociedad. Yo como persona lo perdí todo”, recuerda.

De esos 20 años que estuvo sumergida en ese oscuro mundo, admite que ni siquiera por sus hijas pudo cambiar en aquel entonces.

Tú no puedes cambiar por nadie, tú cambias porque es tu decisión, es tu forma de vida, es tu nueva forma de vivir. Yo lo perdí todo, yo perdí mi trabajo, perdí amistades, perdí todo“.

A pesar de este episodio y del resentimiento por parte de sus hijas a causa de la distancia, sabe que Dios le ha dado una nueva oportunidad.

“Pero Dios es perfecto. Dios te devuelve lo que tu has venido tratando de arreglar. Soy una mujer con mucha paz ahora”, dijo.

Mira aquí la entrevista completa de Tábata Gálvez en “El veneno de la verdad”.

(E)

Tags :
Show Komentar